Día: 27 julio, 2017

Escribo en un apartamento de Múnich. La habitación es minimalista, blanca, «ikeana». Sobrevive sobre un portal amarillento, sucio, que huele a meos. Tal vez porque el apartamento está cerca de una Estación Central, en un barrio de estudiantes, vagabundos,  prostitutas, colgados…, asediado por hoteles de cuatro estrellas. Por las noches hay mosquitos trompeteros, sirenas chillonas, […]