Funambulismo

Tengo una foto de un tipo haciendo funambulismo. Lleva un traje verde claro. Una máscara. Apareció en una carpeta azul con las gomas de sujeción de color rojo. Había también recortes de periódicos sobre gestas similares: de un edificio a otro, de una pared rocosa a otra… La insensatez puede llegar a ser bella. Y opresiva. Por eso no solemos cerrar los ojos, todo lo contrario: los mantenemos bien abiertos esperando el final. Feliz, a ser posible.

En la foto del tipo vestido de verde no hay nada escrito por detrás. Ni siquiera una fecha. La prensa no se hizo eco de esta proeza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *